Enfoque Integral
Inicio » Desarrollo Empresarial » Líderes que transforman

Líderes que transforman

Gabriela Soberanis Madrid, Enfoque Integral

Gabriela Soberanis Madrid, Enfoque Integral

*Por Gabriela Soberanis Madrid

“La función de un líder es elevar las aspiraciones de las personas y liberar sus energías para que traten de realizarlas”. 
David Gergen

Hablar de liderazgo es hablar de un tema que parece agotado. Existen tantos libros, definiciones y conceptos que abordan el asunto que podríamos pensar que ya no hay nada más qué decir. Sin embargo, es un tema milenario y ciertamente, en evolución constante.

Lo que parece distinguir a los líderes de nuestro tiempo es que muchos de ellos siguen sin comprender las necesidades de la época actual y por tanto, siguen ejerciendo un liderazgo basado en unos cuantos elementos que, en el pasado fueron útiles, pero hoy, ya no son suficientes. Si bien el carisma, la capacidad de influir, las habilidades de comunicación y saber dirigir a otros son importantes dentro del mundo del liderazgo; inmersos como estamos, en una era donde el conocimiento lo es todo, no basta con eso.

Por ende, ya no es posible hablar de liderazgo, sin hablar de conocimiento. El conocimiento es la base de todo lo que nos rodea. Es el motor impulsor de todo lo que somos capaces de crear y, de hecho, de lo que hemos creado hasta hoy. Es el principio de la innovación y del cambio. Lo vemos generarse en la mente de un individuo y adquirir un valor agregado inconmensurable cuando es procesado por otros, generando así nuevas dimensiones de conocimiento. La pregunta es: ¿para qué?

El conocimiento no sirve de nada sino se aplica, se comparte y se desarrolla. Es decir, el saber adquiere valor en la medida en que descubrimos su aplicabilidad práctica y cuando es capaz de proveernos de una mejor calidad de vida. Se convierte en un beneficio cuando las personas lo ponemos al servicio de nosotros mismos y de otros con el fin de guiar nuestra existencia hacia la plenitud y la excelencia. Por lo tanto, el espíritu del liderazgo es emplear el conocimiento como un medio para construir una vida mejor y contribuir a que los demás logren lo mismo.

Lo que hemos de comprender es que si el conocimiento es adquirido por vivencias, por comprensión o educación, es por tanto una experiencia que no puede separarse de la individualidad del ser humano. Es algo que adquirimos por nosotros mismos y no admite intermediarios. En cuanto al concepto de liderazgo, éste también implicaría primeramente una habilidad intrínseca de conducción para posteriormente hacer lo propio con otros. Dicho de otra forma, no hay liderazgo efectivo si la vida del individuo no refleja esa efectividad. No se puede llamar líder a alguien que conduce a otros, pero no puede conducirse a sí mismo.

Más allá de todo lo que se ha dicho hasta ahora sobre liderazgo, considero que hoy día necesitamos líderes comprometidos de forma individual con el conocimiento pero sobre todo, con la observación. Hemos de tener en mente que no hay transformación sin creatividad e innovación y la base de éstos dos elementos es la advertencia de lo que ocurre a nuestro alrededor y lo que necesitamos para evolucionar. Si no podemos ver los problemas que existen, no tenemos necesidad de encontrar respuesta a los mismos ni tampoco de emplear el conocimiento para generar alternativas de solución.

Como yo lo veo, este es el gran desafío que están enfrentando los líderes del siglo XXI: poner atención a las necesidades y los problemas de la sociedad donde el líder se encuentre y así hallar las medidas correctivas a esos indicadores.

Personalmente ya no creo en el liderazgo como un conjunto de habilidades que un individuo tiene para hacer que otros le sigan. Tener seguidores no es suficiente para llamarse líder. El líder es alguien capaz de engendrar cambios lo suficientemente significativos como para elevarse a sí mismo a un nivel mayor. Es alguien capaz de transmitir su conocimiento y garantizar que sirva para innovar y transformar no sólo su propia existencia, sino la de sus semejantes.

Los líderes de hoy necesitan ser capaces de poner la energía suficiente en un pensamiento original y desplegar creatividad para liberar el potencial innovador y la fuerza intelectual de sus seguidores. Solo así podremos hacer frente a los problemas que estamos viviendo.

 

*Dirección General Enfoque Integral

Consultoría, Capacitación y Coaching para el éxito

gsoberanis@enfoqueintegral.com.mx